Positive feelings

Describe a tu mejor amigo/a. ¿Qué tipo de persona es?


FAURE Raymond

FAURE Raymond (66)

FAURE Raymond
I speak:
French
I learn:
Spanish, German, Italian
Busuu berries :
64901

Una Riña conyugal
Cuando le dije que no me gustaba tener una cucaracha muerta y un pelo negro en mi sopa, lanzó en mi dirección la tortilla poco hecha en la cual pululaban gusanos blancos y la recibí en toda la cara. Pero créanme, me vengué. El día siguiente como ella estaba bebiendo a sorbos su vino de veneno de víbora le ofrecí obsequiosamente olivas verdes rellenas de escorpiones rojos y negros. Para el almuerzo le serví brochetas de sapos gigantes y una ensalada de ortigas en descomposición. ! Qué aroma tan embriagador! No dijo nada aunque yo pudiera ver que ella estaba a punto de estrangularme. Ese mismo día miríadas de medusas y un banco de pejes arañas aparecieron en el agua de mi bañera mientras me estaba lavando el pelo con mi champú a base de curare. A la cena me hizo comer un plato lleno de setas venenosas con una salsa de cicuta. Primero mi nariz se puso azul, luego se desprendió y cayó en mi vaso de vino de sangre de dragón de Komodo.
El día siguiente, por fin nos reconciliamos y comimos un príncipe azul fresco y graso, que habíamos capturado juntos delante de un night-club, antes de ver en televisión de alta definición una buena película “Love Story” . Lloramos hasta que no nos quedaron lágrimas cuando Jennifer, la heroína, se estaba muriendo en el hospital. Finalmente, cogidos del brazo, fuimos tumbarnos cariñosamente en una alfombra de madreselvas después de atiborrarnos de miel biológico. (El amor indudablemente es esencial pero no se puede olvidar la salud ante todo).

AnüWritBrYa

AnüWritBrYa (28)

AnüWritBrYa
I speak:
Spanish
I learn:
English, Portuguese, Turkish
Busuu berries :
11825

Una Riña conyugal

Cuando le dije que no me gustaba tener una cucaracha muerta y un pelo negro en mi sopa, lanzó en mi dirección la tortilla poco hecha en la cual pululaban gusanos blancos y la recibí en toda la cara. Pero créanme, me vengué. Al día siguiente como ella estaba bebiendo a sorbos su vino de veneno de víbora le ofrecí obsequiosamente olivas verdes rellenas de escorpiones rojos y negros. Para el almuerzo le serví brochetas de sapos gigantes y una ensalada de ortigas en descomposición. ! Qué aroma tan embriagador! No dijo nada aunque yo pudiera ver que ella estaba a punto de estrangularme. Ese mismo día miríadas de medusas y un banco de pejes arañas aparecieron en el agua de mi bañera mientras me estaba lavando el pelo con mi champú a base de curare. A la cena me hizo comer un plato lleno de setas venenosas con una salsa de cicuta. Primero mi nariz se puso azul, luego se desprendió y cayó en mi vaso de vino de sangre de dragón de Komodo. El día siguiente, por fin nos reconciliamos y comimos un príncipe azul fresco y graso, que habíamos capturado juntos delante de un night-club, antes de ver en televisión de alta definición una buena película “Love Story” . Lloramos hasta que no nos quedaron lágrimas cuando Jennifer, la heroína, se estaba muriendo en el hospital. Finalmente, cogidos del brazo, fuimos tumbarnos cariñosamente en una alfombra de madreselvas después de atiborrarnos de miel biológico. (El amor indudablemente es esencial pero no se puede olvidar la salud ante todo). 

FAURE Raymond

FAURE Raymond (66)

FAURE Raymond
I speak:
French
I learn:
Spanish, German, Italian
Busuu berries :
64901

Muchas gracias por tus correcciones.

Raymond

yubia2

yubia2

yubia2
I speak:
Spanish, French
I learn:
English, German, French, Italian
Busuu berries :
30518

Una Riña conyugal

Cuando le dije que no me gustaba tener una cucaracha muerta y un pelo negro en mi sopa, lanzó en mi dirección la tortilla poco hecha en la cual pululaban gusanos blancos y la recibí en toda la cara.

TAMBIÉN : .... , ME LANZÓ LA TORTILLA ....

Pero créanme, me vengué.

Al día siguiente,  cuando ella estaba bebiendo a sorbos su vino de veneno de víbora,  le ofrecí obsequiosamente olivas verdes rellenas de escorpiones rojos y negros.

Para el almuerzo le serví brochetas de sapos gigantes y una ensalada de ortigas en descomposición.

TAMBIÉN : EN EL ALMUERZO

 ¡Qué aroma tan embriagador! No dijo nada aunque yo pude ver que ella estaba a punto de estrangularme.

Ese mismo día miríadas de medusas y un banco de pejes arañas aparecieron en el agua de mi bañera mientras me estaba lavando el pelo con mi champú a base de curare.

En la cena me hizo comer un plato lleno de setas venenosas con una salsa de cicuta.

Primero mi nariz se puso azul, luego se desprendió y cayó en mi vaso de vino de sangre de dragón de Komodo.

Al día siguiente, por fin nos reconciliamos y comimos un príncipe azul fresco y graso, que habíamos capturado juntos delante de un night-club, antes de ver en televisión de alta definición una buena película “Love Story” .

Lloramos hasta que no nos quedaron lágrimas,  cuando Jennifer, la heroína, se estaba muriendo en el hospital. Finalmente, cogidos del brazo, fuimos a tumbarnos cariñosamente en una alfombra de madreselvas después de atiborrarnos de miel biológica .

(El amor indudablemente es esencial pero no se puede olvidar la salud ante todo).

LOS "TAMBIÉN" SIGNIFICAN: "la manera como has escrito la oración me suena bien pero yo perfiero hablar como he escrito en los "TAMBIÉN" "

En esta historia no entiendo bien el límite entre lo correcto y lo incorrecto, lo saludable y lo insalubre pero conociéndote me imagino que lo has hecho a propósito. He descubierto que tengo una especie de hueco negro: a veces, me cuesta muchísimo entender algo.

... Y COMO LE DICE POIROT A LOS ENAMORADOS ASESINOS AL FINAL DE LOS EPISODIOS: "EL AMOR NO ES LO MÁS IMPORTANTE" ... por cierto, me podrías decir qué pasó en la vida personal de Poirot: su esposa se murió, es soltero, lo dejó la novia. ¿Conoces el libro donde cuentan esa parte de su vida? ...

Hasta luegoooo amigo Raymond: Félicitations!!!

p.d.: Yo creo que eres una especie de Scheherezade atormentada  =)))) 

Una Riña conyugal Cuando le dije que no me gustaba tener una cucaracha muerta y un pelo negro en mi sopa, lanzó en mi dirección la tortilla poco hecha en la cual pululaban gusanos blancos y la recibí en toda la cara. Pero créanme, me vengué. Al dia siguiente cuando ella estaba bebiendo a sorbos su vino de veneno de víbora le ofrecí amablemente olivas verdes rellenas de escorpiones rojos y negros. Para el almuerzo le serví brochetas de sapos gigantes y una ensalada de ortigas en descomposición. ! Qué aroma tan embriagador! No dijo nada  que yo pudiera ver que ella estaba a punto de estrangularme. Ese mismo día miríadas de medusas y un banco de pejes arañas aparecieron en el agua de mi bañera mientras me estaba lavando el pelo con mi champú a base de curare. A la cena me hizo comer un plato lleno de setas venenosas con una salsa de cicuta. Primero mi nariz se puso azul, luego se desprendió y cayó en mi vaso de vino de sangre de dragón de Komodo. Al día siguiente, por fin nos reconciliamos y comimos un príncipe azul fresco y graso, que habíamos capturado juntos delante de un night-club, antes de ver en televisión de alta definición una buena película “Love Story” . Lloramos hasta que no nos quedaron lágrimas cuando Jennifer, la heroína, se estaba muriendo en el hospital. Finalmente, cogidos del brazo,  nos tumbarnos cariñosamente en una alfombra de madreselvas después de atiborrarnos de miel biológico. (El amor indudablemente es esencial pero no se puede olvidar la salud ante todo).

Suerte que en este relato escalofriante esta la parte tierna de LoveStory.